NO TE LLEVES EL CORAZON

Comenzaré este blog con un enunciado “Tengo un corazón partido en dos, no soy de allá ni de acá.” es la famosa frase pronunciada por aquellos que tenemos la valentía de emigrar, porque el emigrar no es para todos, debes tener un corazón suficientemente grande para empacar todo lo que dejas como la familia, amigos, alegrías, tristezas y muchas veces posesiones materiales.

Inclusive ese corazón llega a sentir un latido muy fuerte cuando pisas un suelo que no te pertenece, llegas a ver amigos que no son tuyos, y por las noches te acuestas en una cama con una almohada que no tienen tu forma y olor, una ciudad que no es la tuya y te llegas a preguntar ¿Adónde voy?.

Ese corazón debe empezar a encontrar nuevamente su rumbo, conocer nuevas cosas, buscar nuevas oportunidades, encontrar amigos que serán a su vez tu nueva familia, y comenzarás a sentirte triste cuando te preguntes si te extrañan o tú los extrañas, inclusive te sentirás culpable de no pensar más en ese recuerdo, y es que el emigrar te cambia todo, te comparas a los pájaros que emigran al sur cuando llega el invierno, pero existirán muchos en ese trayecto que ni siquiera tendrán las fuerzas ni la valentía de despegar, porque es tanto su miedo que se resistirán a retornar, muchas veces por no encajar ni encontrar lo que dejaron atrás.

Estamos hecho de otro molde quien no ha vivido esto difícilmente podrá entenderlo…

¿QUE SIGNIFICA SER MUJER?

   Nunca me lo había planteado como pregunta ¿Que significa ser mujer?, nosotras no nacemos siendo mujer nacemos siendo hembras pero en el camino de la vida vamos aprendiendo a serlo, desde que nacemos nuestro vida no es nada fácil es una lucha constante,  he querido obviar y repudiar todo lo negativo que vivencia uno por ser mujer, más bien deseo resaltar en esta nota lo positivo que existe en nosotras.

Comenzando desde que somos niñas nos identifican como princesas y nos diferencian de un vestido, muñecas o adornos para el cabello , en la adolescencia descubrimos el cambio hormonal de niña a mujer y dejamos de fantasear en encontrar al príncipe azul del cuento, y cuando somos adultas descubrimos el compañerismo con nuestras parejas y la única cita a ciegas del amor incondicional a través de nuestros hijos, vamos perdiendo el famoso miedo que nos venía acompañando a lo largo de nuestro crecimiento para convertirnos en fuentes de guías.

Somos seres de luz porque somos capaces de dar vida, de empuje, de coraje, de propósitos, de motivación, de fortaleza, hemos pasado épocas defendiendo nuestros pensamientos y derechos en esta sociedad, aspiramos a la igualdad de género, pero es esa desigualdad precisamente que poseemos lo que nos diferencia, nos marca, nos hace ser lo seres especiales y valientes que somos, las grandes guerreras.

Como inmigrante deseamos conocer ¿Que significa ser una mujer en Canadá? ……Este hermoso país tiene su fuerza y su motor en la diversidad, en la equidad multicultural, nos ha abierto sus puertas a un mundo de progreso donde nos brinda muchas oportunidades, nos respalda, nos ayuda a reinventarnos, redescubrirnos, empoderarnos, a innovarnos, a evolucionar,  a superar obstáculo y nos ha hecho sentir la seguridad, el respeto y la cortesía.

Como mujer desconocemos la palabra rendición, nos caemos y nos levantamos muchas veces sin la ayuda de nadie,  cambiamos en ocasiones los tacones por los tenis, tenemos grandes ideas con minifaldas puestas,  tenemos ese privilegiado y orgulloso don de ser multifacéticas, cristalicemos el sueño de dejar una sociedad igualitaria para nuestras futuras generaciones de mujeres,  no podemos ser solo una mujer sino muchas,  sigamos moviendo las caderas a nuestro paso al andar,  no necesitamos pedir permiso porque somos libres… Ahora es el momento.

Next article to come

Stay Tuned!